Yoga. Volver al hogar. En sánscrito, yoga significa unión. Unión entre cuerpo, mente y espíritu. Unión entre uno mismo y todo lo demás.

Cuando vuelves a la esterilla es como volver a casa, volver a ti, volver a escucharte y enfrentarte a tus miedos e inseguridades.

El yoga enseña el poder de las rutinas, de la disciplina y del proceso. Es una práctica de autoconocimiento y autoaprendizaje. Nos enseña que como es arriba es abajo, como es adentro es afuera y en cuanto lo entendamos nos damos cuenta de que no hay ninguna separación.

Volver al yoga es como recordarte de ti cada uno de tus días. Cuidarte y escucharte aunque sea durante unos pocos minutos. Volver a un espacio sagrado, un espacio de amor.

Yoga. Volver al hogar
Yoga – volver al hogar – elige un espacio tranquilo

Consejo para crear tu rutina de yoga

-Elige un espacio tranquilo y silencioso en tu casa donde puedas practicar sin distracciones y ruidos.

-Enciende unas velas, pon un incienso que te guste o un aceite esencial relajante.

Siéntate en tu esterilla y escuchate. ¿Cómo te sientes hoy? ¿Qué práctica necesita tu cuerpo? Quizás te sientas energético y te apetezca una práctica Vinyasa? O igual necesitas soltar, relajarte más con una práctica de Yin Yoga. Puede que tengas que enfocarte más en la respiración, en la meditación o en las posturas.

Los beneficios del yoga son innumerables y cuanto más practiques más te darás cuenta del poder de esta práctica en tu cuerpo y mente.

Yoga – volver al hogar – crear el espacio donde practicas es parte de la rutina

Principales beneficios del yoga

-Aumenta el equilibrio tanto a nivel físico como a nivel mental

-Mejora la oxigenación de los tejidos

-Nos reconecta con nuestra respiración 

-Mejora la flexibilidad

-Equilibra el sistema nervioso

-Refuerza los músculos, los huesos y mejora la postura

-Mejora la concentración 

-Nos reconecta con nuestro ser más profundo

-Mejora la calidad del sueño 

-Proporciona fortaleza y confianza en nosotros mismos – Reduce ansiedad, estrés y depresión

Yoga – volver al hogar – la auto-práctica te permite regresar a tu esterilla cada día

El yoga es para todos

Nunca, jamás, te sientas inadecuado o menos apto para la práctica que alguien más. 

Que te encuentres en tu casa, en la naturaleza, o en una clase de yoga rodeado de gente, recuerda que solo estás contigo y en ti, no hay nadie más y nada más que importe en ese momento. 

Los pensamientos, así como llegan, se van. Los observas pero no te agarras, no los haces tuyos, ni uno de ellos. Eres espacio infinito y en cuanto tal déjate fluir con lo que sientas. 

Haz un poco. Hazlo a menudo. Empieza tu día con un saludo al sol, acaba tu día con una práctica Yin o una meditación. Sé constante y disfruta del proceso. 

Vuelve a unirte con tu verdadera esencia.

Vuelve a tu hogar.

Vuelve a ti. 

Yoga. Volver al hogar
Yoga – volver al hogar – siéntate libre y práctica donde quieras